domingo, 19 de febrero de 2012

Posturas sexuales para mujeres sin complejos (ni rollos)


El portal web mexicano De10.mx elaboró una pequeña lista de posturas sexuales, diseñadas especialmente para mujeres a las que les gusta disfrutar de su cuerpo y del sexo sin rollos ni complejos.
Lo curioso del asunto es precisamente la serie de adjetivos con los que se califican a este tipo de féminas (atrevidas, desinhibidas, etc.) Por qué no llamar a este artículo simplemente: Posturas sexuales para mujeres vivas y felices. Como sea.
Si vas pendiente de experimentar o por simple curiosidad, ahí te va:



El Trapecio. El chico debe sentarse en la cama con las piernas abiertas mientras la chica se coloca encima de él. Ya que el pene la haya penetrado, ella debe echar su cuerpo poco a poco hacia atrás, hasta quedar recostada en la cama. En esta postura, es el hombre el que lleva el ritmo.

El Arco. La chica debe estar recostada boca arriba con las piernas abiertas y flexionadas, apoyando sus manos a la altura de su cabeza, mientras él se pone de rodillas frente a ella y la penetra, sosteniéndola de la cintura. En esta postura, el amante tendrá acceso con su boca y manos a los senos, los cuales también puede estimular para provocar mayor excitación. Con el Arco, se aseguran sensaciones de extremo placer.

La Carretilla. Él debe estar de pie a un lado de la cama, y ella debe colocarse en el borde de ésta con los antebrazos apoyados, para que el hombre le levante las piernas y pueda penetrarla desde atrás.

El roce que se produce entre los genitales de ambos con esta posición es sumamente placentero, pero además, puedes realizar algunas variaciones a la postura, con el objetivo de que ambos se sientan cómodos.

El Tornillo. La chica debe acostarse en el borde de la cama y flexionar las piernas hacia un costado. Esto permite mantener el clítoris atrapado entre los labios vaginales, y accesible para que durante la penetración él pueda estimularlo. El hombre también tendrá frente a los senos de su amante, para poder acariciarlos y disfrutarlos. Esta postura es muy recomendada para las mujeres a las que les cuesta llegar a un orgasmo.

La Catapulta. La chica, recostada en la cama, debe elevar sus caderas, mientras el chico se encuentra arrodillado frente a ella esperando recibir la vagina, dejando que ella apoye los glúteos en sus muslos. Con esta postura, la mujer estará entregando por completo su cuerpo, porque su amante podrá estimular manualmente el clítoris, acariciar sus piernas y si se inclina un poco, llegará a los senos; además, ambos estarán frente a frente para ver su rostro de placer.

Las Aspas de molino. Esta es una postura muy poco común, en la que la mujer se tiende la cama, boca arriba y con las piernas abiertas para recibir a su compañero que la penetra en sentido contrario. Lo que brinda esta posición, es que el clítoris y los labios vaginales están en pleno contacto con la pelvis y los genitales del hombre. Las aspas de molino, permiten que la mujer pueda acariciar las nalgas, los genitales y las piernas de su amante, para provocar mayor excitación en él.

La Somnolienta. La mujer se recuesta sobre uno de sus lados y el hombre se ubica en su espalda para penetrarla; mientras que ella lo abraza con su pierna para quedar aún más juntos. Además, él tiene la oportunidad de estimular los senos y de besar y acariciar su cuello y espalda, mientras el hombre se hunde en ella.

La Amazona. En esta postura, es el quien se encuentra recostado con la cama, pero con las piernas levantadas y abiertas, para recibir a su mujer, quien se acomoda en cuclillas, y se sienta en el pene erecto lentamente. Aquí ella es quien impondrá el ritmo impulsándose con sus muslos. "La amazona" es la mujer que cabalga a su hombre de la manera más salvaje y primitiva.


¿Vas Pendiente? Plomo.

GAMELOTE PARECIDO:

Pillan a pareja teniendo sexo en plena carrera de Caballos 

Sobre el sexo de a tres 

Sobre el sexo en la regadera 

Sobre la masturbación femenina

Sobre la sexualidad: Mitos, leyendas urbanas y certezas